Solicitar demostración
Resumen

Blog

Funciones Instrumentadas de Seguridad: Probabilidad de fallo bajo demanda y factores de cobertura de las pruebas

Comprender los factores de cobertura de las pruebas es crucial porque revelan la eficacia con la que las comprobaciones de seguridad pueden identificar posibles problemas en sistemas complejos, como procesos industriales o equipos críticos, contribuyendo en última instancia a unas operaciones más seguras y a la tranquilidad de todos los implicados.

31 octubre '23

sif-test-pfd-cenosco

Las funciones instrumentadas de seguridad (SIF) son componentes críticos de un sistema instrumentado de seguridad (SIS). Están diseñadas para reducir o mitigar los riesgos en los procesos industriales. Una medida utilizada para evaluar la fiabilidad de una SIF en el cumplimiento de su función de seguridad cuando se le solicita es la Probabilidad de Fallo Bajo Demanda (PFD). Para calcular la PFD de un SIF, hay que tener en cuenta varios factores, como las tasas de fallo, la configuración del sistema, la cobertura de diagnóstico, el intervalo de prueba y los factores de cobertura de la prueba. En esta entrada de blog, exploraremos los Factores de Cobertura de Pruebas y su importancia en el cálculo de las PFD.

¿Qué es el factor de cobertura de las pruebas?

El factor de cobertura de las pruebas refleja la eficacia de las actividades de prueba y mantenimiento para detectar y prevenir fallos en la SIF. Cuantifica la probabilidad de que una prueba de diagnóstico detecte un fallo peligroso antes de que afecte al rendimiento de la SIF. La cobertura de las pruebas suele expresarse en porcentaje, oscilando entre el 0% (ninguna cobertura de las pruebas) y el 100% (cobertura perfecta de las pruebas).

Analogía automovilística

Imagine la revisión anual de su coche en el taller. Es como un chequeo rutinario de su vehículo para garantizar que es seguro para usted y su familia. Durante esta inspección, los mecánicos examinan varios elementos de seguridad incorporados en su coche, como los cinturones de seguridad, los frenos, las luces, los niveles de aceite, los neumáticos y los intermitentes. Lo hacen para verificar que estos mecanismos de seguridad siguen funcionando según lo previsto, sin problemas ocultos que podrían poner en peligro su seguridad durante la conducción.

Supongamos que tu coche tiene un total de 10 dispositivos de seguridad diseñados para protegerte en caso de que algo vaya mal en la carretera. Durante la revisión, el mecánico puede comprobar y verificar el funcionamiento de 9 de estos dispositivos de seguridad. Sin embargo, hay una característica de seguridad que no pueden evaluar en el taller.

En este escenario, podemos decir que el Factor de Cobertura de la Prueba de la revisión anual, que comprueba 9 de cada 10 elementos relacionados con la seguridad para detectar cualquier problema oculto, es del 90%. Este porcentaje representa el grado de exhaustividad con el que la inspección evalúa los mecanismos de seguridad de tu coche, contribuyendo a garantizar tu tranquilidad mientras conduces.

Comprender los factores de cobertura de las pruebas es crucial porque revelan la eficacia con la que las comprobaciones de seguridad pueden identificar posibles problemas en sistemas complejos, como procesos industriales o equipos críticos, contribuyendo en última instancia a unas operaciones más seguras y a la tranquilidad de todos los implicados.

¿Cómo afecta el factor de cobertura de la prueba a los cálculos de la DFP de la SIF?

Cuando el Factor de Cobertura de Pruebas es alto (cercano al 100%), significa que las pruebas de diagnóstico y los procedimientos de mantenimiento son muy eficaces para detectar y prevenir fallos peligrosos. En este caso, la PFD de la SIF se reduce porque la probabilidad de que no se detecte un fallo peligroso es baja. Un Factor de Cobertura de Pruebas alto conduce a un PFD más bajo, lo que es deseable para la seguridad.

Por el contrario, cuando el factor de cobertura de las pruebas es bajo, indica que las pruebas de diagnóstico y los procedimientos de mantenimiento son menos eficaces para detectar y prevenir fallos peligrosos. En tales situaciones, el PFD de la SIF será mayor porque hay más probabilidades de que un fallo peligroso no se detecte. Un Factor de Cobertura de Pruebas bajo conduce a un PFD más alto, lo que puede ser indeseable para la seguridad.

¿Está preparado para obtener información práctica sobre los procedimientos de prueba, el AMFE y la cobertura de la prueba SIF?

Descargar el Libro Blanco

Conozca la opinión de nuestros expertos en nuestro último libro blanco.